Un nuevo estudio ha puesto de relieve que el entorno nocturno se está calentando a un ritmo más rápido que el entorno diurno y podría resultar perjudicial para muchas especies. Investigadores de la Universidad de Exeter analizaron más de tres décadas de datos de temperatura diaria de todo el mundo antes de llegar a la conclusión de que existe una asimetría en el calentamiento del planeta a medida que gira sobre su eje. De acuerdo a un declaración de la Universidad de Exeter, el calentamiento global está afectando las temperaturas durante el día y la noche de manera diferente. Además, un mayor calentamiento durante la noche es más común que un mayor calentamiento durante el día en todo el mundo.
Los investigadores estudiaron el calentamiento atmosférico de 1983 a 2017 y encontraron una diferencia en la temperatura media anual de más de 0,25 grados entre el calentamiento diurno y nocturno en más de la mitad de la superficie terrestre mundial. Descubrieron que los días se calentaban más rápidamente en algunos lugares y las noches en otros. Sin embargo, el área total de calentamiento nocturno desproporcionadamente mayor fue más del doble. Según los científicos, la "asimetría del calentamiento" se debe principalmente a los cambios en los niveles de cobertura de nubes.
 La noche se está calentando a un ritmo más rápido que durante el día y podría resultar perjudicial para muchas especies: estudioImagen representativa
Según los autores del estudio, el aumento de la cobertura de nubes enfría la superficie durante el día y retiene el calor durante la noche. Esto conduce a un mayor calentamiento nocturno. Por otro lado, la disminución de la cobertura de nubes permite que más calor llegue a la superficie durante el día. Sin embargo, esa calidez se pierde por la noche.
Hablando al respecto, el autor principal, el Dr. Daniel Cox, del Instituto de Medio Ambiente y Sostenibilidad en el campus Penryn de Exeter en Cornwall, dijo que la asimetría del calentamiento tiene implicaciones significativas para el mundo natural.
"Demostramos que un mayor calentamiento nocturno está asociado con el clima cada vez más húmedo, y se ha demostrado que esto tiene importantes consecuencias para el crecimiento de las plantas y la forma en que las especies, como insectos y mamíferos, interactúan", afirmó Cox, y agregó que un mayor calentamiento diurno se asocia con condiciones más secas y un mayor calentamiento general, lo que aumenta la vulnerabilidad de las especies al estrés por calor y la deshidratación.
El artículo ha sido publicado en revista Global Change Biology.

Via: FirstPost

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here