Sat. Oct 1st, 2022

El futuro de las comunidades inteligentes es verde. En todo el mundo, los líderes de los gobiernos locales están reinventando cómo pueden ofrecer infraestructura sostenible y eficiente en el uso de la energía en sus entornos. Cuanto más tiempo pasen sin que los líderes aborden estos desafíos, menos confianza tendrán las comunidades en la capacidad de sus gobiernos locales para satisfacer sus necesidades. Los líderes municipales deben enfocarse en hacer más que simplemente recuperar sus economías locales; deben fomentar vigorosas revitalizaciones económicas para recuperar la confianza de la comunidad. El éxito a largo plazo será el resultado de los líderes municipales que decidan construir una infraestructura resiliente que priorice la salud de los residentes y del planeta; La infraestructura de ciudades inteligentes e IoT es una forma de avanzar y desarrollar tales iniciativas.

Definición de sostenibilidad en las comunidades municipales

Existe una amplia gama de razones por las que los líderes municipales se ven impulsados ​​hacia la descarbonización, desde la mitigación de los efectos del cambio climático hasta la creación de empleos verdes, el activismo comunitario y el impulso por la responsabilidad ambiental, social y de gobernanza. La mayoría de los líderes municipales definen la “sostenibilidad” como salud económica, innovación en sus comunidades y medidas climáticas. Definen la “sostenibilidad social” como abordar los problemas de la falta de vivienda y el cuidado de los niños, la equidad racial y el progreso impactante y la justicia energética; y “resiliencia” como dinamismo económico, respuesta a pandemias y crisis y análisis predictivo. Juntas, estas definiciones ilustran la ciudad inteligente, así como los edificios inteligentes, sostenibles y seguros que la componen. En pocas palabras, no se puede invertir en ciudades inteligentes sin priorizar la sostenibilidad y viceversa. Cualquiera sea el motivo, los profesionales del sector público están listos para realizar inversiones estratégicas para desarrollar edificios con cero emisiones netas y apoyar a personas saludables, lugares saludables y un planeta saludable. Casi el 72 % de las organizaciones identifican la sustentabilidad como una prioridad cada vez mayor, y está claro que invertir en edificios inteligentes es una forma impactante para que las comunidades comiencen su camino hacia la sustentabilidad, según la Encuesta de Indicadores de Eficiencia Energética de Johnson Controls.

El papel de las tecnologías IoT en la sostenibilidad

Los edificios conectados y las tecnologías IoT jugarán un papel vital en la disminución del uso de energía mientras aumentan la calidad de vida de los residentes. Los investigadores de Johnson Controls notaron que el 85 % de las organizaciones están invirtiendo en tecnología de construcción inteligente para reducir los costos de energía. Estas tecnologías de servicios públicos inteligentes incluyen sistemas de iluminación y temperatura autorregulables, controles de acceso sin contacto que permiten a los ocupantes moverse sin problemas por su entorno y sistemas inteligentes de gestión de agua y desechos para evitar el uso innecesario de recursos. Los edificios inteligentes se componen de una amplia variedad de sistemas que están interconectados a través de datos para crear condiciones cómodas, calibrar la configuración de energía y rastrear el uso de recursos. Desde métodos de conservación de agua, como medidores inteligentes, hasta fuentes de energía renovable, como paneles solares fotovoltaicos, y hardware de bajo consumo, como iluminación LED y sistemas de temperatura que se autorregulan en función de la ocupación del espacio, los edificios inteligentes respaldan la descarbonización en toda la comunidad al tiempo que mejoran la calidad de vida de los residentes. calidad de vida. Las comunidades de todo el país están experimentando la tranquilidad de saber que su salud y seguridad son una prioridad. El pueblo de Patchogue, NY, sirve como estudio de caso en eficiencia energética y sustentabilidad. Con objetivos agresivos de sustentabilidad y cero emisiones netas, la comunidad necesitaba mejoras para respaldar su enfoque futuro de las condiciones de construcción. Los líderes de Patchogue trabajaron para instalar paneles solares fotovoltaicos, activos de conversión de petróleo a gas, nuevas calderas, controles de edificios actualizados, mejoras en la calidad del aire interior, cocheras solares con estaciones de carga de vehículos eléctricos e iluminación exterior mejorada. Con estos avances, los espacios de la comunidad no solo son más eficientes energéticamente. Ahora, los líderes de la comunidad tienen datos e infraestructura inteligente para saber cómo se utilizan sus recursos y recopilan datos de infraestructura para mejorar la vida de los residentes. Lisa Brown es Directora Nacional Sénior de Infraestructura Municipal y Comunidades Inteligentes en Johnson Controls. Es responsable del crecimiento del mercado del gobierno local y las comunidades inteligentes a nivel mundial, incluido el desarrollo de estrategias, ofertas e innovaciones para los mercados de servicios y sistemas del gobierno local.