Tue. Sep 27th, 2022

Los desarrolladores son como los lingüistas. Algunos conocen varios idiomas, mientras que otros se especializan en uno. Estos lingüistas técnicos son muy buscados cuando conocen varios lenguajes de programación, especialmente en organizaciones que están considerando integrar IoT. IoT utiliza una variedad de lenguajes de software y sensores, por lo que un desarrollador debe escribir un código de IoT que sea compatible y relevante para múltiples versiones, productos y dispositivos. Es beneficioso para los desarrolladores conocer los entresijos de un lenguaje de codificación específico. Saber codificar para una variedad de componentes de hardware y casos de uso también ayuda a largo plazo.

¿Qué lenguajes funcionan mejor para IoT?

La mayoría de los desarrolladores dominan un idioma, pero aquellos con experiencia a menudo pueden identificar una codificación similar en otros lenguajes de software, como Java, Python, C, C++, Ruby on Rails y R. En IoT, Java, C++ y Go son la programación preferida. idiomas Go es beneficioso para las comunicaciones relacionadas con flujos de datos. Requiere poca capacidad de procesamiento y es rápido de aprender. Java está orientado a objetos, tiene un código completo y utiliza bytecode, lo que ofrece una capa adicional de seguridad. C++ ofrece portabilidad para ejecutar el código en diferentes sistemas operativos, está orientado a objetos y tiene control de administración de memoria. La pila de tecnología también juega un papel importante en lo que los desarrolladores de lenguajes de codificación deben saber para la programación de software de IoT. Los sensores, actuadores, puertas de enlace de IoT y el software de IoT tienen sus propios requisitos, pero también debe haber un lenguaje o protocolo común que haga que todo funcione en conjunto. Los desarrolladores también deben cumplir con los requisitos de la aplicación. La pila de tecnología incluye código, API, bibliotecas y software que se enfocan en la capacidad del dispositivo IoT para escalar dentro de una implementación, responder al mantenimiento requerido y escalar aplicaciones de datos; el código correcto garantiza que todas estas partes de software funcionen juntas y se escalen sin problemas.

La especialización tiene sus ventajas

Hay beneficios de ser competente en un idioma. En cualquier campo, los profesionales recurren a los expertos en la materia, aquellos que dominan su campo de estudio. En el desarrollo de software, los equipos se benefician de tener un experto en la materia del código. Con experiencia avanzada en un lenguaje de código, los desarrolladores pueden abordar más fácilmente los problemas de código heredados y de terceros y comprender cómo un lenguaje de código específico es mejor compatible con diferentes tipos de dispositivos. Con un conocimiento más profundo de un lenguaje de codificación específico, el desarrollador también puede conocer varias formas de codificar una función específica, comprender las limitaciones de lo que el código puede hacer dentro de un producto de IoT o determinar la forma más eficiente de escribir un código específico. El inconveniente de la especialización del código es que es posible que el desarrollador no sepa cómo codificar ciertos componentes de la pila de tecnología de IoT. Es posible que no sepan cómo abordar la interoperabilidad del código o que codifiquen una característica de una manera que solo ellos puedan descifrar.

Múltiples lenguajes de codificación cumplen con la diversidad de IoT

El diseño de dispositivos IoT es un campo en auge con muchos tipos de dispositivos. Con tal variedad de ofertas, los desarrolladores pueden usar diferentes lenguajes de código para diseñar, administrar o solucionar problemas de dispositivos. Ciertos dispositivos pueden requerir el uso de un lenguaje de programación distinto y existen problemas de compatibilidad entre los fabricantes. Saber más de un idioma puede ayudar al desarrollador a crear conexiones para aumentar la interoperabilidad entre el hardware y el software del dispositivo IoT. Los beneficios de conocer varios lenguajes de codificación incluyen una integración de funciones más diversa, ya que diferentes lenguajes de codificación admiten ciertas funciones; puntos de falla reducidos con múltiples características de seguridad en diferentes tipos de código; y un mayor conocimiento de los desarrolladores sobre la pila de tecnología IoT en general. Si un desarrollador conoce varios lenguajes de codificación en un nivel mínimo, es posible que solo conozca los comandos básicos para un determinado idioma; tienen problemas para codificar características según la curva de aprendizaje de un idioma; o introducir errores durante el proceso de codificación.